Asesoria contable para Pymes, puntos clave sobre la contabilidad

Uno de los aspectos claves para garantizar el éxito de cualquier empresa sea grande, mediana o pequeña es la gestión de la contabilidad. En las pymes, en particular, llevar una buena contabilidad es la mejor manera de garantizar que las decisiones tomadas aseguren la buena marcha de la empresa. Una gestión de la contabilidad en manos de profesionales asegura que las operaciones económicas de los negocios se estudien de manera detallada, lo que permite dos cosas muy importantes: control y seguimiento de la actividad. Además, el conocimiento experto del sistema tributario español es vital para armonizar la marcha económica de la empresa con el efecto tributario en el desarrollo de proyectos e inversiones.

Pymes: beneficios básicos de la asesoría contable

Una pyme, sobre todo cuando se trata de una microempresa o una pequeña empresa, tiene que enfrentarse a importantes retos como son su consolidación o la diversificación de su cartera de clientes. La contabilidad es una obligación ineludible ante la administración. Cumplir con todas las normativas y estipulaciones legales en relación con la confección de la contabilidad es una tarea a la que hay que dedicar bastante tiempo.

La introducción de los asientos en los libros, formalizar la apertura y el cierre de cada ejercicio anual, llevar al día los libros de diario, balances, de registro de IVA, así como conocer y aplicar rigurosamente el Plan General Contable pueden convertirse en un lastre que resta el tiempo y las energías necesarias para hacer que la empresa termine de despegar.

Por ejemplo, si nos fijamos en los libros de registro contable de IVA, primero habrá que tener en cuenta a qué tipo de régimen se acoge la actividad empresarial. Si se trata del régimen normal de IVA, se tendrán que cumplimentar obligatoriamente:

  • Libro de registro de bienes de inversión.
  • Libro de registro de operaciones intracomunitarias, si se precisa.
  • Libro de registro de facturas emitidas (contabilización de facturas emitidas ordenadas por fecha con los datos fiscales del destinatario, tipos aplicados, número de factura y fecha de emisión.)
  • Libro de registro de facturas recibidas (contabilización de facturas, tanto de bienes adquiridos como de servicios relacionados con la actividad empresarial o profesional).

Contar con una asesoría fiscal y contable significa un gran alivio para muchos emprendedores, microempresas y pequeñas empresas porque, por un lado, saben que todas las obligaciones y trámites administrativos y fiscales con la Agencia Tributaria se van a cumplir según los procedimientos establecidos y, por otro, ganan tiempo para centrarse y aportar mejoras para su negocio.

En el sector de la asesoria de empresas en Madrid, hay muchos profesionales y expertos que prestan sus servicios a pymes ayudándolas a cumplir con la normativa fiscal vigente elaborando los impuestos que deben presentarse a la administración, pero también ofreciendo otros servicios como el análisis administrativo y contable de la empresa o la elaboración de informes financieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *